Punto de Quiebre – Capítulo IX

Por : kapizan
En : Capítulo IX - Del manuscrito de Aníbal Argüello, Novelas, Primera Parte "Hasta Siempre", Punto de Quiebre

2

DEL MANUSCRITO DE ANÍBAL ARGÜELLO

FRAGMENTOS

1979

Nunca he sido un hombre de armas; sin embargo, he estado apoyando, como muchos de mis compatriotas, la lucha de los insurgentes sandinistas, en la certidumbre de que sólo por la vía armada será posible derrocar la dictadura somocista y conducir el país hacia una auténtica democracia. Gracias a Dios logré sobrevivir a una delicada operación de corazón abierto; por ello, aún débil y con la prohibición médica de viajar y la recomendación de guardar reposo, me siento apartado del activismo en las gestiones políticas que han venido realizando los líderes del Frente Amplio de Oposición ante los gobiernos que repudian el absurdo aferramiento de Somoza al poder. Estoy pues, lo suficientemente motivado para iniciar este escrito, con el que pretendo ser un relator y crítico de los acontecimientos político-militares que observaré a partir de hoy, primero de Enero de 1979, desde mi cómoda pero forzada permanencia en Miami.

[...] Así pues, a mediados de marzo, cuando la opinión pública recibió el anuncio de que las tres facciones sandinistas, reunidas en Cuba, se habían unido ― presumo que bajo la astuta influencia de Fidel Castro ―, supe que mi pronóstico sobre la inminencia del fin de la dictadura era acertado; sin embargo, me llamó la atención el hecho de que Edén Pastora no hubiera participado en las conversaciones de La Habana y tuve la impresión de que querían marginarlo [...] a mi juicio, el Comandante Cero tenía más derecho a representar a los terceristas junto con Daniel y Humberto Ortega, que el mexicano Víctor Tirado López. Ambos poseen una destacada trayectoria como líderes combatientes, pero la espectacularidad y la contundencia del asalto al Palacio Nacional le dio a Pastora un reconocimiento, dentro y fuera del país, como héroe de la revolución y merecedor, por tanto, de una destacada posición en la dirigencia del FSLN [...] algunos empresarios comprometidos en la lucha contra Somoza, coinciden conmigo en que su clara posición no marxista y cristiana (de Edén Pastora) junto con su notoriedad internacional, fueron determinantes para que el recién constituido Directorio Nacional optase por no incluirlo como uno de sus miembros; al fin de cuentas, parece que tuvieron más fuerza las opiniones de la mayoría marxista; y muy posiblemente la envidia que suscitan su carisma y su popularidad. [...] alejado (Pastora) de las decisiones políticas se le encargó la conducción de las operaciones militares en el frente sur; precisamente en donde la Guardia Nacional tiene concentradas las tropas mejor comandadas y por consiguiente, son el hueso más duro de roer.

[...] La posición de Somoza se ha vuelto cada vez más precaria a medida que avanza junio, en tanto que el balance del FSLN muestra resultados que parecían imposibles de lograr un año antes: los pueblos y ciudades del norte están en poder de los sandinistas que han comenzado a organizar gobiernos municipales; el 17, cayó León, la segunda ciudad del país; le siguieron Masaya el 24 y, a los pocos días, Diriamba. Todo parece indicar que la ofensiva final sobre Managua está próxima. La resistencia más fuerte y sangrienta, continúa siendo la que ofrece el reducto somocista en Rivas, en donde el mayor número de bajas las está sufriendo la fuerza que comanda Pastora [...] en los círculos políticos del congreso norteamericano se rumora una posible dimisión del dictador y la conformación de un gobierno de transición [...] El 17 de julio, Somoza abandonó el país con destino a Miami y dejó su carta de dimisión que fue leída ese mismo día ante el congreso por Francisco Urcuyo Maliaños, presidente de la colectividad que se proclamó “Presidente Constitucional” de Nicaragua. El mandatario interino, pretendía continuar en el poder hasta 1981 ― año en que terminaba el período de Somoza ― [...] en sus primeras y únicas veinticuatro horas en el poder, Urcuyo nombró al teniente coronel Federico Mejía González como nuevo director de la Guardia Nacional ― los oficiales de mayor graduación habían huido hacia el exilio, siguiendo el ejemplo de su jefe y contribuyendo a la desmoralización total y al derrumbamiento de la Guardia Nacional ―; propuso a los insurrectos que depusiesen las armas “no ante nada ni ante nadie, sino ante el Altar de la Patria”; y se negó a entregar el poder a la ya establecida Junta de Reconstrucción Nacional [...] El rechazo de la comunidad internacional, liderada por los gobiernos del Pacto Andino, ante las pretensiones de Urcuyo, lo obligó a exiliarse en Guatemala, dejando el camino abierto a la Junta de Reconstrucción integrada por Sergio Ramírez, Alfonso Robelo, Violeta Barrios de Chamorro, Daniel Ortega y Moisés Hassan, quienes se proclamaron, el 18 de julio, como el nuevo gobierno de Nicaragua, desde la ciudad de León.
[...] Al anochecer del jueves 19 de Julio, el teniente coronel Fulgencio Largaespada, jefe de la Policía de Tráfico de Managua ― único oficial de alta graduación de la Guardia Nacional que no había huido hacia el exilio ―, anunció por radio la rendición incondicional que los sandinistas le exigieron y ordenó a sus hombres que entregasen las armas a la Cruz Roja, en iglesias o en cualquier embajada [...] A primera hora del viernes 20 de Julio los miembros de la Junta de Gobierno se desplazaron desde León hacia la capital, para celebrar el triunfo de la revolución en compañía de los comandantes sandinistas más destacados. En el último tramo de su recorrido, sobre un vehículo del cuerpo de bomberos, recibieron los vítores de una multitud eufórica que se concentró en la plaza principal de Managua, frente al Palacio Nacional para escuchar extasiada la secuencia de discursos pronunciados por sus nuevos dirigentes [...] los nutridos aplausos que captaban las cámaras, contrastaron notoriamente con la prolongada ovación que siguió al breve y un tanto desafiante discurso del Comandante Cero: “…velaré para que la Revolución no se mediatice ni se traicione”.

[...] Una revolución triunfante se diferencia de un golpe de estado exitoso, en un aspecto fundamental: las fuerzas militares derrotadas son reemplazadas en su totalidad por un nuevo ejército. Así ha sucedido a lo largo de este siglo en México, en Rusia, en China y en Cuba. Nicaragua no podía ser la excepción. El 18 de Octubre se anunció la constitución del ejército popular sandinista y el nombramiento de su primer comandante: Humberto Ortega Saavedra [...] por esas fechas me enteré que Edén Pastora, a quien hubiese preferido ver al mando del nuevo ejército, ni siquiera había recibido el título, más que merecido, de Comandante de la Revolución. Ésta distinción se la reservaron para sí los nueve miembros del Directorio Nacional Sandinista [...] Pastora con el rango honorario, pero inferior, de Comandante Guerrillero, quedó completamente marginado de las decisiones políticas y pasó a ocupar el poco destacado cargo de cuarto viceministro del interior, a órdenes de Tomás Borge [...] el cincuentón (Borge) fundador del FSLN, no desperdicia oportunidad para desplegar en todas las tribunas una retórica elusiva que enmascara su acendrada vocación marxista-leninista [...] cuando Borge habla de pluralismo político, sus palabras me suenan huecas por falta de hechos concretos que ratifiquen esa intención, que fue importante, en su momento, para ganar apoyos, pero que cada vez se ve más y más lejana.
[...] A comienzos de septiembre, el Comandante Cero fue enviado a las montañas del norte, al mando de una tropa especial integrada por algunos de sus antiguos guerrilleros, con la misión de limpiar la zona de grupos bandoleros, conformados por guardias somocistas que ingenuamente creen que su jefe regresará del dorado exilio para volver a poner las cosas en orden [...] asignarle (a Pastora) ésta tarea de combate es, a mi juicio, una hábil maniobra política de Borge para sacar de escena al ídolo popular, que se atrevió a proclamarse como guardián de la revolución para impedir que “se mediatice o se traicione”.
[...] Al finalizar 1979, que pasará a la historia como el año del triunfo de la revolución sandinista, comienzo a experimentar la sensación de que quienes creímos en las promesas de pluralismo político y economía mixta, fuimos manipulados como idiotas útiles por el pragmatismo de los jefes insurgentes, mayoritariamente comunistas, como parte de una estrategia para alcanzar el poder.
[...] ¿Quién ejerce el poder en Nicaragua? No han transcurrido seis meses después del triunfo y la respuesta que escucho, cada vez con más frecuencia, es peligrosamente contundente: los nueve comandantes. Entonces ¿Qué papel juega la “Pluralista” Junta de Reconstrucción Nacional? Todo parece indicar que, con excepción de Daniel Ortega, ninguno de sus miembros lo sabe a ciencia cierta. [...] me llegan noticias de que ninguna decisión política, económica o administrativa, se puede tomar sin el visto bueno de los nueve uniformados y la ratificación del cada vez más omnipotente y omnipresente Tomás Borge [...] Temo que Robelo y doña Violeta en la junta, y los miembros no sandinistas del grupo de los doce que ocupan cargos importantes en el gobierno ― como Arturo Cruz recién nombrado director del Banco Central ―, también están jugando inconscientemente, el rol de idiotas útiles.
[...] Quiero cerrar el capítulo correspondiente a éste año con mi opinión sobre un hecho preocupante en éste primer semestre de la Nicaragua post-somocista: la presencia de miles de los llamados internacionalistas ― cubanos veteranos de Angola, chilenos exiliados, montoneros argentinos y europeos de los países del bloque soviético, entre otros ― que se mueven como pez en el agua en todos los niveles del gobierno ejerciendo notoria influencia en la toma de decisiones. Esto me lleva a llamarlos, más bien, intervencionistas, pues me parece que forman parte de un nuevo esquema de colonización orquestado por la unión soviética para ganar una segunda base en América Latina, ideal para expandir el comunismo hacia los países vecinos.

1980

[...] En el transcurso del primer trimestre de este año mis preocupaciones, sobre el futuro político de Nicaragua, se han venido acrecentando a medida que el FSLN comienza a mostrar, sin mayor pudor, la agenda que ha mantenido oculta desde que se negociaron, con los miembros no marxistas del Frente Amplio Opositor, los lineamientos del plan de gobierno, en términos de anunciar una pronta convocatoria a elecciones presidenciales y mantener una asignación equitativa de los escaños en el Consejo de Estado. Aparte de estos dos pactos, que fueron determinantes para acelerar el desplome de la dictadura somocista, percibo una nociva influencia castrista en la creación de los Comités de Defensa Sandinista (CDS), esquema de control de masas y manipulación política, más acorde con una intención de gobierno totalitario de izquierda ― como el cubano que mantiene un sistema similar ―, que con la anunciada y pactada democracia pluralista.
[...] El 19 de abril, doña Violeta renunció a la Junta presentando, diplomáticamente, una lesión en una pierna como motivo de su dimisión. La viuda de Chamorro no mencionó la disputa que ella y Robelo habían tenido con los miembros sandinistas de la Junta y con algunos de los nueve comandantes, en torno a la conformación del Consejo de Estado: el FSLN propuso a la junta la creación de doce escaños adicionales ― nueve para los CDS y tres para los sindicatos laborales sandinistas ―, y un cambio en la proporcionalidad muy distinto a lo pactado antes de la victoria del 19 de julio; con lo cual, los sandinistas aseguraban la mayoría absoluta en el Consejo de Estado.
[...] El 21 de abril fue publicado en la Gaceta Oficial un decreto de la Junta en el que se establecía la nueva composición del Consejo de Estado, con los cambios impuestos por los sandinistas. A la mañana siguiente Alfonso Robelo convocó una rueda de prensa y anunció su dimisión [...] días después (Robelo) le diría a la periodista norteamericana Shirley Christian: “A mí me resultaba imposible continuar en la Junta. Se había llegado a una situación en la cual yo no podía hacer nada. Seguir en la Junta hubiera sido dar con mi presencia una apariencia de pluralismo, pero en la que no se prestaba oídos a nuestros puntos de vista.”
[...] Otro suceso perturbador acaecido entre la dimisión de doña Violeta y la de Robelo, fue el cierre del diario La Prensa ― la trinchera desde donde Pedro Joaquín Chamorro Cardenal lanzaba sus dardos a la dictadura, que le costaron la vida ―. Los líderes sandinistas se apresuraron a negar su participación en el hecho y difundieron la versión de que se trataba de una disputa interna en la familia de los propietarios: la viuda y los hijos del periodista asesinado [...] en verdad, el cierre no fue una expropiación; se trató de una huelga de trabajadores para exigir la restitución de Xavier Chamorro ― joven de 24 años, hijo menor y sandinista a ultranza ― quien había sido depuesto, por la junta directiva familiar, del cargo que ejercía desde 1978 como director y editor responsable. El impulsor de esa decisión, con el apoyo de doña Violeta, fue su hermano mayor Pedro Joaquín Chamorro Barrios, que quería tomar una actitud más crítica frente a los sandinistas. [...] mucho me temo que el cierre de la prensa forma parte de una estrategia, manejada tras bambalinas por los sandinistas, con el objetivo de monopolizar los medios de comunicación masiva ― como lo han hecho con la radio y la televisión ― para consolidar su poder e imponer a la Junta de Reconstrucción las líneas de gobierno a su mejor conveniencia y sin recibir ninguna crítica desfavorable. [...] En realidad, los hijos de Chamorro ― cada vez más polarizados ideológicamente ―, discrepaban sobre la forma en que el periódico debería informar respecto a los errores y excesos del directorio sandinista: notorio y peligroso acercamiento al bloque soviético; confiscaciones injustificadas de propiedades privadas; desapariciones forzadas; renuencia a cumplir el compromiso de convocar elecciones; énfasis desproporcionado en el fortalecimiento del aparato militar; posición servil ante los asesores cubanos y soviéticos; ostentación y despilfarro por parte de los comandantes y otros sandinistas con poder, que pretenden imitar los lujos y las prebendas de la “nomenklatura soviética” o de las camarillas de Fidel Castro, entre muchos otros desafueros.[...]

[...] Apenas nueve meses duró la farsa del pluralismo político, la economía mixta y la no alineación. ¿Qué futuro le espera a mi agobiado país después de ésta ruptura? Presiento que vamos hacia el despeñadero de una guerra civil. Dios quiera que me equivoque y los sandinistas rectifiquen el rumbo. Por ahora, me siento arrepentido y consternado por haber apoyado a “los muchachos” y por no haber tenido la capacidad de ver como el lobo nos engañó a todos con una piel de oveja, artificial pero muy bien urdida. Lo más grave es que si el somocismo castró políticamente a dos generaciones de nicaragüenses, los nuevos amos del poder se preparan cuidadosamente para ganarse a la generación de los nacidos en los años sesenta y ampliar sus bases con niños y adolescentes, que se embelesan con la retórica revolucionaria y son presa fácil para el indoctrinamiento y la manipulación política. No en vano los sandinistas pusieron en marcha, con bombo y platillo, la cruzada nacional de alfabetización que actualmente llevan a cabo con brigadas de adolescentes de ambos sexos que en su entusiasmo juvenil se sienten protagonistas de la historia y repiten en coro “¡¡¡ DIRECCIÓN NACIONAL ORDENE!!!”. Perturbador. Muy perturbador.

[...] el embajador (Larry Pezzulo) de los Estados Unidos, con quien he tenido oportunidad de conversar, hace ingentes esfuerzos por influir en el congreso para conseguir la aprobación de una ayuda económica (75 millones de dólares), para Nicaragua y al mismo tiempo tratar de que los sandinistas cumplan los pactos políticos. [...] Pezzulo cree que con el apoyo económico, los Estados Unidos podrán neutralizar la influencia soviética en Nicaragua, canalizada a través de Cuba. Pienso que está bien intencionado y su planteamiento es, a mi entender, lógico pero ingenuo.
[...] El 18 de mayo fueron nombrados Arturo Cruz ― director del Banco Central ― y Rafael Córdoba Rivas ― antiguo magistrado del Tribunal Supremo ― como remplazo de los dos miembros no sandinistas de la Junta de Reconstrucción Nacional que habían renunciado [...] con el trabajo de Pezzulo todo pareciera indicar que la polarización entre los sandinistas y el sector privado, cuyo clímax fue la dimisión de Doña Violeta y Robelo ― especialmente con el COSEP molesto por las confiscaciones injustificadas y la falta de una fecha para convocar elecciones ― ha cedido: los sandinistas han moderado su retórica; la Junta se recompone con la proporción pactada antes del triunfo; y la campaña de alfabetización recibe elogios en todas partes. [...] ¿Ganó la estrategia Pezzulo? demasiado pronto para asegurarlo. Como jugador de póquer, hago mi última apuesta: ¡Pago por ver!
[...] A comienzos de julio, poco antes del primer aniversario del triunfo, supe por una conversación telefónica con Adolfo Calero ― líder destacado del Partido Democrático conservador, empresario, gerente de la embotelladora de Coca Cola en Nicaragua, miembro, como yo, del FAO, y quien permanece en Managua ― que recientemente Edén Pastora había tomado contacto con algunos dirigentes de la colectividad para ofrecerse, como el hombre fuerte del Partido Democrático Conservador en el seno del FSLN. Calero me dijo que habían ignorado la propuesta de Pastora pues no estaban muy seguros de sus verdaderas razones y temían una trampa. [...] pienso (respecto a la oferta de Pastora), que tiene lógica por tres razones: Su marginamiento del poder real es notorio y resulta apenas natural, que busque recuperar el protagonismo que obtuvo con las armas. Antes de formar parte del FSLN Edén había militado en el PDC e incluso participó ― en 1967, si la memoria no me falla ―, en un enfrentamiento con la Guardia Nacional. Por último, personalmente creo en su anunciada intención de vigilar para que la revolución no sea traicionada. Así se lo hice saber a Calero, pero el es partidario de no darle cabida en el partido [...] también considero que el rechazo de los conservadores democráticos a la propuesta del Comandante Cero, es una muestra más de que la desconfianza frente a los uniformados sandinistas, es cada vez más profunda y desestabilizadora [...] comprendo su posición (la de Pastora) y definitivamente estoy convencido de que su oferta, en gran parte, está motivada por el aislamiento evidente de que ha sido objeto; pero también sigo creyendo que entre los comandantes de primero y segundo nivel, él es el único de los pocos, sino el único, que no es marxista y sinceramente cree que el pluralismo político y la no alineación ― con los Estados Unidos o con la Unión Soviética ― representan el verdadero camino para la Nicaragua post-somocista, y en ese sentido nacionalista se fundamentó su lucha.
[...] Se me ocurre que mi perspectiva de los hechos, vistos desde Miami, puede ser más objetiva que la de mis colegas en Managua: ellos, inmersos en el problema, apenas ven los árboles; en tanto que yo, tal vez, pueda apreciar mejor el conjunto del bosque. Percibo el rechazo a la propuesta del Comandante Cero, como un grave error político que, unido a la miopía gringa, puede acelerar la expansión del sandinismo comunista cuando aún es tiempo de neutralizarlo.
[...] En el segundo trimestre, el embajador (Pezzulo) se movió incansablemente entre Managua y Washington, tratando de conseguir ayuda económica para la reconstrucción del país y procurando recomponer los platos rotos durante la pugna entre los sandinistas uniformados y los políticos o empresarios no sandinistas, que siguió a las renuncias de Doña Violeta y Robelo; sin embargo sus maratónicas jornadas no dieron los frutos deseados.
[...] En un año electoral, el gobierno Carter se ha vuelto, a mi entender, más timorato de lo previsible, y está dejando las puertas abiertas a los comunistas. Ésta actitud podría costarle las elecciones, pues lo republicanos lo han estado criticando de ingenuo. Prueba de ello, es que la presencia norteamericana, muy reducida por cierto, contrasta con la proliferación de asesores soviéticos y de sus países satélites. Además, la retórica anti-yanqui de los sandinistas ha espantado la inversión privada occidental en Nicaragua.
[...] En ese mismo período, La Prensa, bajo la dirección de P.J. Chamorro B., con sus críticas al nuevo régimen ha logrado superar en ventas a Barricada y El Nuevo Diario; sandinista el primero y pro-sandinista el segundo. ¿Hasta cuando seguirá circulando La Prensa sin censura? Un reflejo de la división que se está gestando en la sociedad nicaragüense, es el hecho de que los medios impresos ― tanto a favor como en contra de los sandinistas ― estén siendo dirigidos por los hermanos Chamorro.
[...] La presencia de Fidel Castro, como invitado de honor a los festejos del primer aniversario, acompañado por Yasir Arafat de la OLP, así como la ausencia de Omar Torrijos y el presidente de Costa Rica, Rodrigo Carazo ― fuertes apoyos en la lucha contra Somoza e impulsores de los pactos de economía mixta y pluralismo político ―, son un claro indicio del rechazo que empiezan a tener los excesos y la retórica sandinistas; y a la vez ponen en evidencia la cada vez más clara alineación del gobierno nicaragüense (léase los nueve comandantes), con el bloque soviético y sus títeres. Cada vez visualizo un futuro más oscuro e incierto para mi agobiado país que tal vez nunca imaginó que entraría como un peón en el peligroso ajedrez de la geopolítica internacional en medio de la guerra fría.

[...] Anastasio Somoza Debayle que vivía asilado en Paraguay, bajo la protección del dictador Stroessner, fue asesinado por el impacto de un proyectil de bazooka que destruyó el Mercedes Benz en el que viajaba. Los hechos, al parecer protagonizados por un grupo de guerrilleros argentinos sucedieron el 17 de septiembre. Los sandinistas ni afirman ni niegan haber estado detrás del atentado, pero cuesta creer que no lo hubiesen patrocinado. [...] A mediados de noviembre fue asesinado en las afueras de Managua Jorge Salazar ― abierto opositor de los sandinistas y presidente de UPANIC (Unión de Productores Agrícolas de Nicaragua) ― a quien se quiso hacer aparecer como responsable de un complot armado para derrocar el gobierno. [...]

1981

[...] La posesión de Ronald Reagan como presidente de los Estados Unidos lleva a pensar que la política exterior norteamericana hacia Nicaragua se irá endureciendo, especialmente en momentos en que los sandinistas están siendo acusados de apoyar con armas a la guerrilla salvadoreña [...] Como era de esperarse, la nueva administración gringa suspendió el paquete de ayuda económica por cerca de setenta y cinco millones de dólares que el anterior embajador Pezzulo había logrado gestionar para el gobierno sandinista.
[...] En Guatemala, antiguos oficiales somocistas comienzan a organizarse militarmente, con apoyo de asesores enviados por la dictadura argentina, para crear un frente contrarrevolucionario que busca derrocar a los sandinistas por las armas.
[...] El 7 de julio, Edén Pastora junto con doce de sus mas fieles seguidores abandonó Nicaragua rumbo a Panamá y dejó una carta en la que anunciaba “voy a descargar mi pólvora revolucionaria contra el opresor en cualquier parte del mundo en que se encuentre, sin que me importe el que me llamen Quijote o Sancho” éste anuncio fue interpretado por los sandinistas como la intención de Pastora de seguir los pasos revolucionarios del Che Guevara, pero entre mis amigos nicaragüenses corre el rumor de que Pastora regresará a Nicaragua para derrotar a los sandinistas con las armas y recuperar el rumbo perdido de la revolución sandinista, tal como él la concibe.
[...] El 23 de agosto, durante la ceremonia de clausura de la cruzada de alfabetización, a la cual asistió como invitado de honor el presidente Rodrigo Carazo de Costa Rica, Humberto Ortega leyó un comunicado del FSLN en el que declara que no habrá elecciones hasta 1985, ni ninguna campaña política antes de 1984 y se anuncia que éstas elecciones serán muy distintas de las que usualmente se llevan a cabo en las naciones occidentales.
[...] Arturo Cruz, otro de los miembros no marxistas de la Junta de Gobierno presentó su dimisión a mediados de noviembre. [...] Aumentan las confrontaciones entre la empresa privada y los sandinistas.

1982

[...] La administración Reagan ― esta es una información que obtuve directamente de Adolfo Calero pues no se le dio difusión en los medios ―, aprobó un plan de operaciones encubiertas, dirigidas por la CIA, en contra de Nicaragua y en respaldo a los nuevos grupos insurgentes de derecha. [...] el 14 de Marzo, a la media noche, un grupo de saboteadores de la FDN dinamitaron el puente sobre el río Negro, de 120 metros de longitud, y lo destruyeron por completo causando la interrupción del tráfico en la carretera principal entre Honduras y Nicaragua, en el departamento de Chinandega; esa misma noche, el puente sobre el río Coco, cercano a Ocotal en Nueva Segovia resultó seriamente averiado por acción de los explosivos [...] estos ataques constituyeron el más serio golpe de la contra apoyada por la CIA y precipitaron la decisión del gobierno sandinista de proclamar el estado de emergencia y la censura de prensa que prácticamente sólo se aplica al diario de los Chamorro.
[...] El apoyo de la CIA a la FDN comenzó en firme después de la voladura de los puentes y coincidió con el retiro de los asesores argentinos que regresaron a su país por causa de la guerra en las Malvinas. [...] por esas calendas, Pastora que desde su salida de Nicaragua había estado recorriendo varios países en busca de ayuda para combatir desde afuera a los sandinistas, anunció la creación de una fuerza contrarrevolucionaria denominada ARDE (Alianza Revolucionaria Democrática) y su propósito de combatir a los sandinistas desde un frente que conoce muy bien: el frente sur, en la línea fronteriza con Costa Rica. Alfonso Robelo se vinculó a las fuerzas de Pastora y ambos comenzaron a recibir apoyo logístico y económico por parte de la CIA [...] A estos dos frentes de guerra, debe agregarse un tercero, conformado por varios miles de indígenas misquitos que operan desde la frontera con Honduras en la Costa Atlántica y desde el sur en la frontera con Costa Rica. Los misquitos dirigidos por Brooklyn Rivera, en el sur y Stephen Fagoth en el norte ― obviamente con apoyo encubierto de la CIA ―, se han comprometido en actividades de combate contrarrevolucionarias, con tropas conformadas por indígenas desarraigados de sus tierras por lo sandinistas [...] yo diría que este año ha sido el de la consolidación de un movimiento insurgente, que si logra unir sus esfuerzos y conciliar sus diferencias, pueden dar la batalla en contra del régimen sandinista con probabilidades de éxito. La situación actual me lleva a recordar cómo uno de los factores determinantes en el triunfo de la revolución fue la unión bajo un mando unificado de las tres facciones que conformaban el FSLN. ¿Podrá la contra aprender ésta lección? Tal vez vale la pena recordar a Winston Churchill: “Es menester aprender de la experiencia de los demás porque la propia cuesta mucho y a veces llega demasiado tarde”

1983

[...] En lo que va corrido del año (agosto) puedo asegurar que la característica predominante en la retórica sandinista es la paranoia. Los comandantes no desperdician foro nacional o internacional para advertir sobre la inminencia de una invasión por parte de los marines norteamericanos. Con ese argumento buscan comprensión externa y apoyo interno para una exagerada escalda armamentista destinada a contrarrestar la supuesta amenaza. Los efectos del bloqueo económico que incluye la importación de trigo de los Estados Unidos, comienzan a sentirse con rigor en el abastecimiento de productos de primera necesidad; los racionamientos de gasolina y medicinas son cada vez más drásticos [...] lo paradójico en esta situación es que los sandinistas siguen apoyando el trasiego de armas hacia El Salvador a través del Golfo de Fonseca.
[...] El 13 de septiembre, fue promulgada la Ley del Servicio Militar Patriótico (SMP) que establece la obligatoriedad para todos los varones entre los 18 y los 40 años de prestar el servicio militar obligatorio. La misma ley determina que en el caso de las mujeres, la incorporación a filas es voluntaria.
[...] no han transcurrido tres meses (desde el decreto del SMP) y según me informan, en Nicaragua los reclutadores estatales están incorporando a las filas del politizado Ejército Popular Sandinista, a la fuerza, niños y adolescentes de entre 13 y 18 años [...] estos abusos y la ley en sí, han propiciado el éxodo más grande de nicaragüenses, en los últimos años, que buscan proteger a sus hijos sacándolos del país. [...] al finalizar este año, ratifico mi convicción de que el escenario, los actores y las condiciones están dados para que Nicaragua se desangre en una guerra civil. Pienso que esta debacle inminente y al parecer irreversible, hubiera podido impedirse si el ala marxista del sandinismo no se hubiese empeñando en violar los pactos que facilitaron el triunfo y en imponer su ideología importada, sin medir las consecuencias.

Gathacol.net