Operación Capicúa Capítulo XVIII

Por : kapizan
En : Capítulo XVIII, Novela Corta, Novelas, Operación Capicúa

3

ASSA

Al año siguiente, 1989, se repitió en igualdad de condiciones el vuelo hasta la isla para mi encuentro con la uruguaya Rosalía Fernández, una atractiva joven de veinte años que respondía al nombre cósmico de Assa. En esta ocasión los pilotos volvieron a ser Otto y Alfredo; sólo que regresaron ambos en el avión y me dejaron en compañía de mi nueva anfitriona. Assa resultó ser una encantadora jovencita de tez blanca, nariz recta y pequeña, pelo castaño oscuro, ojos cafés, y cuerpo muy bien formado; vestida con shorts, camiseta sin mangas y sandalias de cuero. Su área era la sexualidad y el control de la energía vital.

Con ella aprendí la importancia que se le debe dar al manejo de la energía sexual que, según me explicó, es indispensable para la salud física y mental del ser humano. El propósito de su entrenamiento, era darle al acto sexual el carácter de ritual, mediante el cual un hombre y una mujer se complementan espiritualmente a través de la unión física de sus cuerpos. Ella me enseñó una serie de técnicas amatorias en que se combinaban diferentes posiciones eróticas con el uso de la respiración rítmica y profunda. Para el efecto utilizó una serie de proyecciones tridimensionales y holográficas de diferentes parejas en distintas formas de practicar rituales de amor.

La principal conclusión que obtuve de mis sesiones con Assa es que las técnicas sexuales sobre las cuales me ilustró tienen como componente sustancial lo que en oriente se conoce como sexo tántrico, en el cual el control de la eyaculación es muy importante por parte de los hombres.

Gathacol.net