Operación Capicúa Capítulo XXIII

Por : kapizan
En : Capítulo XXIII, Novela Corta, Novelas, Operación Capicúa

8

Kasak deja a Lorena sumida en profunda relajación y sale nuevamente de la cabaña para recoger la valija de la periodista y un maletín mediano de cuero crudo; regresa al poco rato, ingresa al cuarto principal, abre el maletín y saca algunas ropas masculinas, una cédula de ciudadanía colombiana, un pasaporte a nombre de Alfredo Muñoz Acosta, consultor empresarial, nacido en Bogotá el 21 de junio de 1948. Las fotografías de ambos documentos muestran el rostro de un hombre de edad mediana, tez blanca, ojos azules y cabello castaño oscuro. Es Alfredo, el enigmático y respetuoso chofer y guardaespaldas de Lorena durante los últimos años. Tras revisar los documentos, el joven Indio comienza a desempacar los equipajes para acomodarlos en un sólido mueble de madera frente a una cama matrimonial, que junto con las respectivas mesitas de noche y dos mecedoras de mimbre constituían el sobrio pero agradable ambiente de la alcoba. En la sala, entretanto, Lorena continúa en estado de trance.
― Lo logramos Anayana ― dice en voz baja Kasak, sale al frío de la noche, se para de frente a la Peña de Juaica oprime el botón que activa el rayo violeta y es tele transportado al laboratorio Intraterreno, en el interior de la mole de piedra.

Allí le reciben Rondek, Rakar e Idanadi, completamente restablecida de dos impactos de bala que no lograron quitarle la vida.

― Por nuestra parte ― dice el maestro Rondek dirigiéndose al trío ―, la tercera fase de la operación capicúa se concluyó exitosamente: los encuentros entre las parejas elegidas, tendrán lugar esta noche; los riguelianos fueron diezmados y en la prisión intergaláctica tenemos a buen recaudo a la mayoría de los soldados de Dimag, quien por ahora, tardará muchos años en recuperarse pues para fortuna de todos, el maestro Zastov descubrió que su ayudante, el general Ragur, era el informante reclutado por los riguelianos para proporcionar información clasificada sobre los movimientos de los ganimedianos, Lorena y las mujeres elegidas. No veo porqué los niños y niñas que sean engendrados entre hoy y el 2 de febrero, no puedan nacer en la fecha prevista; y creo que en la fase de crianza no tendremos mayores interferencias. Felicitaciones a todos. Pueden regresar a sus lugares de trabajo.

Rakar es teletransportado al interior de su habitación de la cabaña; en la sala, Anayana permanece aletargada, en trance. El comandante, rápidamente se despoja de su uniforme, envuelve su cuerpo desnudo en una bata de seda blanca; empuja la puerta y se para frente a la joven que en ese momento abre los ojos, lo mira con ternura, se pone de pie y avanza hacia él para besarlo en los labios y fundirse en un estrecho abrazo; sin pronunciar palabra, Rakar la levanta en sus brazos e ingresa con ella, la deposita con delicadeza sobre la cama, la besa con ternura en la frente, da media vuelta y, mientras una sonrisa de felicidad ilumina su rostro, cierra la pesada puerta.

FIN

Gathacol.net