El Picapedrero

Posted on : 10-04-2011 | By : kapizan | In : Cuentos, Desde la Tradición Oral

4

Quiso el rey recorrer su país viajando de incógnito, ataviado con ropas sencillas y en compañía de un sirviente. Un día llegó a una explanada, en donde un grupo de hombres dirigidos por un capataz, picaban piedra provistos de un mazo y un cincel. El rey se aproximó a uno de ellos y le preguntó: “¿Qué estás haciendo?”. El hombre suspendió la labor por un momento y con voz resignada respondió: “Mi trabajo…, por eso me pagan y con lo que gano, a duras penas puedo sostener a mi familia”… Similar respuesta recibió el monarca de todos los obreros; cuando se disponía a proseguir su camino, se sorprendió al ver a un joven entusiasta que golpeaba sin parar, con el mazo, al tiempo que entonaba una melodía y le daba forma rectangular a una enorme piedra. Tras observarlo por un buen rato, el rey le preguntó: “¿Qué haces?” sin suspender su trabajo, el hombre respondió con una sonrisa de satisfacción: “¿Yo? … ¡Estoy construyendo una catedral!”.

4 Comentarios

Una bella e inteligente lección que nos recuerda que el trabajo es una bendición de DIOS y a través de él poniéndole amor y entusiasmo, podremos realizar nuestros sueños y fantasias.Asi lo veo yo.BUENA ESA CAPI

Muy buena tu interpretación de este cuento mi querido Lumylaba. Un abrazo

¡Muy bonito! Dada nuestra especialidad, no podemos menos que decir: 1) falta liderazgo en el grupo; 2) el joven que canta tiene claros sus objetivos que a la vez son atractivos, aunque sea él tal vez quien considere a cada piedra como parte de una catedral; y 3) a lo mejor habría que ponerlo de supervisor. Es algo así como “el hombre feliz no usa camisa”. ¡Excelente! Un abrazo, Don G.

Excelente análisis del minicaso. Propio de un DBA de Harvard. Eres un gran maestro de maestros Cordial abrazo

Dejar comentario

Gathacol.net