Punto de Quiebre – Capítulo XIX

Posted on : 11-06-2012 | By : kapizan | In : Capítulo XIX - Del manuscrito de Aníbal Argüello, Novelas, Punto de Quiebre, Segunda Parte "Una guerra sucia"

2

DEL MANUSCRITO DE ANÍBAL ARGÜELLO

FRAGMENTOS

1987

[...] El 7 de agosto, con la participación de los presidentes Oscar Arias de Costa Rica, José Napoleón Duarte de el Salvador, Vinicio Cerezo de Guatemala, José Simón Ascona de Honduras y Daniel Ortega de Nicaragua, culminó el proceso iniciado el año anterior en Esquipulas para retornar a la paz en Centroamérica. Los cinco mandatarios, reunidos en la misma localidad guatemalteca, firmaron un acuerdo mediante el cual se comprometieron a establecer un alto al fuego, amnistiar a los presos políticos, democratizar a sus respectivos países, no conceder apoyo a fuerzas irregulares o movimientos insurreccionales, y a no usar su territorio para agredir a otros estados [...] El acuerdo de Esquipulas, es un primer gran paso hacia la solución negociada a los conflictos en Nicaragua, El Salvador y Guatemala; y tiene valor en cuanto expresa la voluntad política de los actuales gobernantes para detener el baño de sangre de los últimos años en la región[...] los acercamientos entre las partes para definir un mecanismo de negociación, tomarán algún tiempo, pero resulta claro que el movimiento político va en la dirección correcta[...] aquí debo reconocer que después de ocho años de lucha, sin que se vislumbre la posibilidad de un triunfo militar sobre los sandinistas, me incluyo en el grupo de quienes habiendo apoyado en los últimos años a la contra, creemos que llegó la hora de resolver este conflicto en la mesa de dialogo, con concesiones de ambas partes, en aras de alcanzar la paz que el sufrido pueblo nicaragüense se merece y necesita cuanto antes.

[...] El affaire conocido como Irangate, que salió a la luz a finales de 1986, no alcanzó a frenar el apoyo económico a la contra sino hasta mediados de este año; por ello, en los primeros seis meses la RN (Resistencia Nicaragüense, nuevo nombre adoptado por las fuerzas insurgentes), obtuvo, gracias al cuantioso suministro de municiones y pertrechos algunos triunfos significativos que llevaron a los sandinistas al convencimiento de que debían buscar la ruta de las negociaciones [...] Sin lugar a dudas esta guerra se encuentra empantanada y esa sensación es compartida por ambos bandos.

[...] El 14 de octubre y cómo un reconocimiento a sus esfuerzos políticos y diplomáticos para normalizar la conflictiva situación centroamericana, el presidente de Costa Rica Oscar Arias, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz [...]

1988

[...] Si 1978, pasó a la historia como el año del “Punto de Quiebre” por haber marcado el comienzo del fin de la dictadura de Somoza; una década más tarde, 1988 será recordado como el año de la reconciliación entre los nicaragüenses, toda vez que en marzo en Sapoá, se firmó, entre Humberto Ortega, en representación de los sandinistas, y Adolfo Calero, a nombre de la contra, un acuerdo de cese al fuego que dio comienzo, en firme, a un proceso de paz definitivo, dentro del marco de los acuerdos de Esquipulas y con la posibilidad de convocar a elecciones presidenciales.[...] curiosamente, pocos días antes de la reunión de las dos partes en Sapoá, hubo un inusitado despliegue de más de 3000 soldados de la división 82 de infantería en la frontera de Honduras con Nicaragua. Esta fuerza acudió para repeler una supuesta invasión de tropas sandinista; sin embargo, no fue más que una persecución en caliente de una patrulla sandinista a una de la contra que regresaba a su base. Según los medios de comunicación, se trató de una “cortina de humo”, para distraer a la opinión pública, pues ese mismo día se daban a conocer los procesos contra altos funcionarios de la administración Reagan por cuenta del escándalo Irangate. [...] A mí me parece que esta demostración de fuerza, que fue vista por muchos como el preámbulo de una invasión norteamericana a Nicaragua, buscaba un efecto disuasivo en los sandinistas al momento de negociar [...] Terminando el año, todo pareciera indicar que está próxima a concluir una sangrienta y absurda guerra civil que ha causado cerca de cincuenta mil muertos en ambos bandos; ha dejado exhausta la economía nacional; y ha causado profundas divisiones en la mayoría de las familias nicaragüenses.[...]

1989

[...] A mediados de diciembre, mientras la campaña electoral en Nicaragua avanzaba sin mayores contratiempos y según lo acordado en la mesa de negociaciones, se produjo una invasión norteamericana a Panamá. El presidente George Bush, sucesor de Ronald Reagan en la Casa Blanca, culminó su primer año de gobierno ordenando el envío de 26000 soldados de élite en la operación “Justa Causa”, que tenía como único objetivo capturar y trasladar a Estados Unidos al general Manuel Antonio Noriega, dictador panameño y jefe de sus fuerzas armadas, para que fuese juzgado por delitos relacionados con el narcotráfico. [...] dada la superioridad aplastante de la fuerza invasora, la operación, que dejó un total aproximado de 3000 muertos entre civiles y militares, duró pocos días. Noriega que inicialmente logró refugiarse en La Nunciatura Apostólica, terminó por entregarse y fue trasladado a los Estados Unidos para ser juzgado.

1990

[...] El 25 de febrero, con el triunfo indiscutible de Violeta Barrios de Chamorro en las elecciones presidenciales, los sandinistas hicieron una ejemplar demostración democrática al realizar unas elecciones limpias, vigiladas por la comunidad internacional, y reconocer, con pragmática resignación (¿ temor a una invasión?), la derrota infligida por la UNO (Unión Nacional Opositora) en una histórica jornada que marca un nuevo derrotero a la Nicaragua posterior a la revolución antisomocista, con los sandinistas en la oposición y relevados en los principales puestos de poder político.

2 Comentarios

Pancho,tus narraciones històricas-novelescas plasmadas en El Punto de Quiebre son fascinantes…me las he gozado leyendo todos sus capitulos…pareciera estar viendo una pelicula de james Bond y a la vez conociendo historia del mundo en conmocion..pero me ha dejado un sabor amargo al comprobar que el fariseo ORTEGA NO HA CUMPLIDO LO FIRMADO EN ESE PROCESO DE PAZ..sigue apoyando grupos armados como las NARCOTERRORISTAS FARC ..para desestabilizar democracias.FELICACIONES…y un fuerte abrazo.

Mil gracias mi querido Lumylaba, tu fidelidad com lector es la piedra angular de mi compromiso por escribir.Afectuoso abrazo fraterno

Dejar comentario

Gathacol.net